Muebles que ahorran energía eléctrica

1 octubre 2019

El precio de la luz cada día es más caro, por lo que cada vez son más los consumidores que ponen en práctica soluciones para ahorrar energía. En este artículo te revelamos qué muebles te ayudan a ahorrar energía y cómo puedes bajar el montante de tu factura cambiando de tarifa.

El precio del kWH cada día más caro

El precio del kWh (kilovatio por hora) subió un 10% en el segundo trimestre del 2019 con respecto al mismo periodo del año anterior, después de que en enero lo hiciese hasta un 25% respecto al mismo mes del 2018. Según un estudio de la asociación de consumidores Facua, Consumidores en Acción, el precio del kWh se ha elevado más de un 85% tras continuas subidas durante los últimos 15 años. Y aunque el precio del kWh en el mercado regulado esté fijado por el Estado, este sigue sometido a la especulación de la subasta del mercado mayorista eléctrico.

Por ello es muy importante que los consumidores busquen las tarifas de luz que más les convengan. Y pese a que no exista una mejor tarifa de luz para todo el mundo, ya que cada persona tiene unas necesidades de consumo diferentes y una rutina distinta, algunas páginas webs, como la que te invitamos a leer a continuación, pueden ayudar al usuario a orientarse al respecto: https://www.companias-de-luz.com/precio-de-la-luz/tarifas/.

Muebles mágicos

¿Cómo es posible que un mueble puede ahorrar energía? Pues lo es. Son muebles del futuro que ya han llegado hasta nuestro presente. Y es que en algo se tenía que notar que ya hemos alcanzado la tercera década del siglo XXI. A continuación vamos a hablaros de algunos de estos prototipos:

El mueble recolector de energía solar: se trata de una estantería con baterías para poder recargar cualquier cosa que necesites. La energía solar se capta a través de unos vasos de cristal de colores que recogen energía del sol durante todo el día, siempre y cuando reciban luz natural. Una vez se colocan en su ubicación en la estantería, cargan las baterías con la energía solar captada. ¿No es genial?

La máquina de coser 5G: este mueble dispone de un pedal, como las antiguas máquinas de coser, que sirve para accionar mecánicamente un exprimidor, las aspas de una batidora o de cualquier aparato que precise de la fuerza centrífuga. Es decir, la energía la aportamos nosotros.

La oficina inteligente: este mueble de escritorio es completamente autosuficiente y capta la energía de tres fuentes distintas. Una planta decorativa que consigue la energía mediante fotosíntesis. Una alfombra que se carga cuando la pisamos, a través de la piezoelectricidad y una silla se que genera energía con el efecto Seedbeck, aprovechándose de la diferencia de temperatura de nuestro cuerpo y la propia silla.

¿Quieres saber más sobre cómo ahorrar energía en la oficina? Te invitamos a leer el siguiente artículo y esperamos que algún día puedas disfrutar de estos prototipos.